• Más de 61 mil pacientes atendidos y 250 mil dosis de radiofármacos producidos
• Contamos con los más altos estándares de calidad, nos renovamos constantemente para ser referencia y ofrecemos estudios no invasivos: Rosa María Wong Chew, Miguel Ángel Ávila Rodríguez y Miguel Ángel Olarte Casas
El servicio de diagnósticos altamente especializados con tecnología de vanguardia única en América Latina en las áreas de oncología, neurología, cardiología e infectología, así como la producción de radiofármacos, que ofrece la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, cumple 20 años de beneficiar a la población mexicana.

En 2002, en la planta baja de la Torre de Investigación de esa entidad académica, se creó el PET-Ciclotrón para la detección nuclear de padecimientos y en 2016 se establecieron dos Unidades Mixtas de Servicio, Investigación y Docencia: Unidad Radiofarmacia-Ciclotrón y Unidad PET-CT.

En conferencia de medios, Rosa María Wong Chew, jefa de la Subdivisión de Investigación Clínica de la FM, expuso que estas unidades son referentes nacionales e internacionales en la materia.

Se trata de un diagnóstico altamente especializado que regularmente es costoso a nivel privado, incluso en muchas instituciones públicas ni siquiera se cuenta con esta tecnología.

“De un estudio que puede durar una hora, se reduce hasta a diez minutos con tecnología de vanguardia, con instrumentos únicos en Latinoamérica, por lo que nos renovamos constantemente para seguir siendo unidades de referencia, servir a la comunidad y capacitar recursos humanos para llevar estas tecnologías a otros lugares”, puntualizó.

PET-CT ha atendido a más de 61 mil pacientes; y Radiofarmacia-C ha proveído (como productora), más de 250 mil dosis de radiofármacos para los estudios de Tomografía por Emisión de Positrones (PET), de forma ininterrumpida.

¿Qué es PET?

Una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) es una técnica de diagnóstico médico mediante la cual se obtienen imágenes funcionales a partir de la distribución espacio-temporal de radiofármacos dirigidos a blancos moleculares específicos.
Lo que se evalúa es la bioquímica del cuerpo humano a nivel de moléculas, hasta llegar a lo que se conoce como medicina nuclear molecular.

Los equipos utilizados son híbridos, es decir, están compuestos de una parte que da información anatómica, en este caso la tomografía computada (CT), y después el PET brinda la fase funcional. Al ser adquiridos del mismo marco de referencia, se genera una imagen que arroja datos de ambos aspectos.

Radiofarmacia

Miguel Ángel Ávila Rodríguez, responsable de la Unidad Radiofarmacia-Ciclotrón (URC) de la FM, dedicada a producir radiofármacos con los más altos estándares de calidad para su uso en estudios de imagen molecular basada en PET, destacó que cuenta con una producción global de más de 250 mil unidosis en 20 años.

Trabajamos con átomos radioactivos, tenemos un pequeño acelerador de partículas, un laboratorio de radiofarmacia con un área de control de calidad, detalló.

Contamos, además, “con renovadas instalaciones y nos regimos bajo la NOM vigente, con nuevos módulos de síntesis química de cuarta generación, y así contar con una amplia gama de radiofármacos que distribuimos no solo en la Ciudad de México, sino en otras entidades a 25 instituciones públicas y privadas”.

“Como la mayor productora de estos insumos del país, contamos ahora con radiofármacos para análisis de Alzheimer. Nos habíamos centrado en el sistema dopaminérgico y otras enfermedades neurodegenerativas, pero se han agregado otros, e incluso produciremos otros para oncología que permitan hacer diagnósticos más precisos”.

Unidad PET

Miguel Ángel Olarte Casas, responsable de la Unidad PET-CT, recordó que ofrece el servicio al público en general en la atención a pacientes oncológicos que son evaluados sobre sus células tumorales, además de que el campo de acción también se amplió a la neurología, además de los ya realizados en especialidades como cardiología e infectología.

El especialista recordó que la tomografía por emisión de positrones (PET) es un estudio no invasivo, lo que representa una significativa ventaja.

“Este equipo como tal es único en América Latina, porque permite identificar lesiones muy pequeñas, e incluso con sus actualizaciones se pueden administrar menos dosis de radiofármacos, lo cual representa menor exposición a la radiación, lo hacemos en cinco o diez minutos, por lo que somos punta de lanza en este rubro”, recalcó.

Sobre el futuro del PET, concluyó: “debemos continuar con la investigación, sumar a más personas es el objetivo, debido a que este estudio específico, nos brinda mucha información si está bien dirigido el diagnóstico, aunque cabe aclarar que no podemos recibir a todos los pacientes por la angustia de saber si tienen o no cáncer, es necesario la indicación de un médico porque se administran materiales radioactivos y de contraste”.

Para mayor información puede consultar la página: http://pet.unam.mx/

Recuperado de: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2022_689.html

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.