• La Universidad se coloca a la vanguardia y muestra el camino a seguir, aseveró Rosa Amarilis Zárate Grajales
• Los estudiantes de Enfermería pueden innovar en el desarrollo de equipos: Jorge Vázquez Ramos
• Actualmente hay 301 proyectos inscritos y aproximadamente 118 compañías en función, informó Eduardo Urzúa Fernández
Con el objetivo de promover la incubación de empresas de servicios profesionales y culturales, además de establecer un espacio para la creatividad, la Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia (ENEO) de la Universidad Nacional puso en funcionamiento la incubadora 17 del sistema InnovaUNAM.

La directora de la entidad académica, Rosa Amarilis Zárate Grajales, destacó que fomentar la creatividad, imaginación e innovación y encauzarlas al desarrollo de proyectos productivos de base tecnológica, de servicios profesionales o culturales es una tarea que se debería impulsar en los ámbitos familiar, social y educativo.

“Iniciativas o programas como InnovaUNAM son dignas de encomio y reconocimiento. En esto, como en muchas otras facetas de nuestra vida pública, la UNAM se coloca a la vanguardia y muestra el camino a seguir; hace décadas que nuestra Universidad es el principal instrumento para la creatividad, la innovación y la movilidad social”, aseveró.

Ante académicos y estudiantes de la ENEO reunidos en el Auditorio Marina Guzmán Vanmeeter, Zárate Grajales y Jorge Vázquez Ramos, coordinador de Vinculación y Transferencia Tecnológica (CVTT), firmaron las Bases de Colaboración para la Apertura de la Unidad de Incubación de Empresas InnovaUNAM-ENEO.

Zárate Grajales añadió que actualmente la Escuela es una de las más solicitadas por los aspirantes a una licenciatura y de las instituciones de mayor prestigio en el mercado laboral por sus egresados, porque lleva a cabo intercambio de alumnos con diversas entidades educativas nacionales y extranjeras.

“La investigación se encuentra organizada en líneas de generación y aplicación del conocimiento, desde hace algunos años en los que participan académicos, alumnos y enfermeras clínicas, cuyos resultados pueden y deben contribuir a mejorar las prácticas del cuidado de la salud, ya sea con tecnologías, o bien, lograr innovaciones para un mejor cuidado de la salud”, enfatizó.

A su vez, Vázquez Ramos apuntó que los estudiantes de enfermería pueden emprender, innovar con el desarrollo de equipos que ayuden a dar soporte a los pacientes, algo que se puede patentar porque una vez que se encuentra una idea novedosa, es necesario protegerla.

“Los enfermeros y enfermeras siempre pueden mejorar algo y hacerlo útil en el beneficio de la sociedad, de ahí que InnovaUNAM tiene un esquema que no solo es tecnológica, sino también social, por ejemplo una empresa que ofrezca asesorías especializadas no solo a las empresas, sino a las personas; o bien, crear uniformes que se adapten al cuerpo”, refirió.

Conocimiento generado

Creado en 2009, el Sistema InnovaUNAM tiene el objetivo de atender la necesidad de la comunidad universitaria de emprender con proyectos que quisieran llevar al mercado, basados en lo aprendido en las aulas. Ahora la incubadora de la ENEO se suma a las 16 existentes en casi todas las facultades, incluida la Escuela Nacional de Estudios Superiores, Unidad León, explicó el director de Emprendimiento Universitario de la CVTT, Eduardo Urzúa Fernández.

Actualmente tenemos 301 proyectos inscritos en nuestro Sistema, con aproximadamente 118 compañías que actualmente funcionan, “ya están vendiendo, están llevando al mercado el conocimiento que se genera en aulas y laboratorios”; son de todo tipo: de base tecnológica, servicios profesionales, culturales o sociales, comentó.

Montar la nueva incubadora duró cuatro años de trabajo, en los que se ha revisado una cartera de posibles proyectos de emprendedores y hoy en día enfrenta un reto adicional que es superar la pandemia, pues en los últimos dos años numerosas empresas tuvieron que cerrar, el mercado se vio afectado y reponerse de las caídas es parte de lo que los emprendedores deben superar, detalló el experto.
Urzúa Fernández acotó que en el caso de la ENEO se han creado empresas productivas como Oxígeno y Más, la cual hace dos años fue una de las que tuvieron gran éxito; además una fábrica de cubrebocas que abastece a hospitales y centros de atención de la salud. Actualmente hay varios proyectos para la atención de pacientes y equipos médicos de fácil uso, adaptados a la nueva realidad que vivimos.

Recuperado de: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2022_708.html

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.