• Antes eran vistos como objetos, bienes o cosas, destaca Beatriz Vanda Cantón, al referirse al día internacional de las garantías de esos seres sintientes, que se celebra el 10 de diciembre
    Se ha pensado que solo los humanos pueden tener derechos, lo cual a varios filósofos les parece excluyente, especista y arbitrario, porque algunas personas que no pueden hablar o conocer la ley tienen derechos, por ejemplo quienes presentan daño mental o cognitivo y bebés, señala en entrevista Beatriz Vanda Cantón, profesora de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ).

Al celebrarse el Día Internacional de los Derechos de los Animales, que se conmemora el 10 de diciembre, la especialista recuerda que no es necesario tener el genoma Homo sapiens para ser sujeto de derechos. “Es una cuestión totalmente antropocéntrica que ha retrasado el reconocimiento de los derechos jurídicos de los animales”.

Sin embargo, la médica veterinaria reconoce que en el país hemos avanzado en la protección y bienestar animal. “Se han elaborado leyes que castigan el maltrato y la privación de la vida de los animales”.

Destaca que esta cuestión no estaba considerada hace unos años, porque solamente eran vistos como objetos, bienes o cosas y el humano que los poseía podía venderlos, rentarlos, explotarlos y matarlos.

En la Constitución de la Ciudad de México de 2017 se estableció que son seres sintientes, con lo cual los seres humanos tenemos obligaciones con ellos.

La académica apunta que ese ordenamiento motivó que en el Código Penal de la Ciudad de México se tipificara como delito su maltrato, tortura y asesinato. “Se modificaron varios artículos, principalmente el 350 y el 150 bis; ahora ya no hay solamente multas administrativas sino penas de cárcel”. Lo mismo sucedió en el Código Penal Federal.

Antes esa violencia estaba invisibilizada, aunque siempre ha existido, pero ahora la sociedad es más sensible y hay denuncias, puntualiza.

Vanda Cantón considera que la conciencia social en el país ha aumentado, al igual que el conocimiento científico. “Ya muchos humanos sabemos que los animales sienten, perciben las cosas y son un grupo vulnerable. Por eso se alza la voz por ellos y hasta hay coberturas noticiosas positivas y negativas: desde que nace un animal en el zoológico hasta que fueron agredidos. Ojalá esto ayude a que pronto sean reconocidos los derechos mínimos que tienen”.

En la capital del país tenemos una Brigada de Vigilancia Animal que recibe denuncias, realiza rescates y lleva a cabo visitas a domicilios para, de ser necesario, confiscar ejemplares y los trasladan a centros de adopción y albergues. Este modelo se ha replicado en otros estados, enfatiza.

También existe la Agencia de Atención Animal de la Ciudad de México, en donde se reciben denuncias para proteger a perros, gatos, palomas, tigres, leones y reptiles que se mantienen en cautiverio.

El Día Internacional de los Derechos de los Animales se celebra el 10 de diciembre a partir de su proclamación en 1997, cuando se creó para concientizar a la población y al Estado de la necesidad de difundir y hacer cumplir 14 derechos, entre ellos: a ser respetados, a la atención, al cuidado y protección, además a comida y agua.

Artículo recuperado de: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2023_941.html

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *