-Las Víctimas son sepultadas sin aviso a familiares

MAGDALENA TEQUISISTLÁN, OAX.- La tercera ola de Covid-19 mantiene en alerta máxima al municipio de Magdalena Tequisistlán; víctimas del virus son sepultados con tal rapidez, que sus familiares desconocen sobre su muerte y el lugar en dónde fueron enterrados.

En lo que va del mes de julio, han muerto 11 personas, es decir, al menos dos cada día.

Familias enteras, desde las personas de la tercera edad hasta los niños, están enfermos y permanecen encerrados. En la comunidad hay toque de queda y nadie puede salir de 8 de la noche a 5 de la mañana, a menos que necesiten ayuda.

El presidente municipal, Roel Filio Lozano, informó que se ha convertido en el portador de malas noticias.

“Como decirles a los familiares que a las 11 de la noche se puso grave la esposa o la mamá y a las 4 de la mañana se estaba enterrando”, lamentó.

El trámite con mayor demanda que realiza el Ayuntamiento es el de servicios funerarios y compra de oxígeno.

“Vamos a INFRA a hacer contratos a Salina Cruz a diario, tenemos como 10 días yendo y viniendo para auxiliar a los que lo requieren, que lo necesitan”.

“La funeraria de tehua (Tehuantepec) para acá, una hora máximo, llegan hacen su trabajo, de ahí se van directo al panteón, la retro lo cubre (el cuerpo) así de rápido es el proceso. Hay familias que al otro día nos preguntan que en dónde están sus familiares, porque estaban solas o están enfermos todos y no salen para el entierro”, indicó.

El incremento en el número de muertes y enfermos rebasa la capacidad humana para evitar tragedias.

“Otra persona me llamó, me dijo que necesitaba un tanque y se los fui a llevar y me dice, mi esposo ya se había recuperado pero tuvo una recaída, pues como a los 20 minutos me habló, que cree, que falleció mi esposo, cuando se supone que ya estaba saliendo de esto”, comentó el munícipe.

Magdalena Tequisistlán tiene un centro de salud que no cuenta con insumos para atender a enfermos por Covid-19, “también hay un elefante blanco” el Centro de Salud Ampliado (CESSA), que desde el 2010 el gobierno estatal no concluye, y los hospitales en la región del Istmo de Tehuantepec reportan un lleno total.

El edil trabaja solo con algunos integrantes de su cabildo, ya que el 30 por ciento del personal se encuentra aislado en sus casas, por Coronavirus.

“Estamos vulnerables ante la situación de inseguridad, tenemos la mayoría de los policías con

covid-19, armamos brigadas para recorrer las calles para que no haya personas sin cubrebocas, que los negocios estén vendiendo por una ventanita nada más y guarden su sana distancia, que todo sea para llevar”, dijo.

Las calles y casas de las familias enfermas por el virus son sanitizadas al menos dos veces por semana.

Una de cada seis personas está enferma de Covid-19 dijo Filio Lozano, la alerta máxima, el semáforo rojo, el toque de queda y ley seca, incluyendo la coordinación con la Secretaría de Salud de Oaxaca (SSO), no aminoran la situación y las historias de muertes se repiten en esa localidad.

“Me llaman, ya estaba yo en short para descansar, me moví, llego a la casa de la persona, habían dos enfermeras atendiendo, bajo el tanque de oxígeno y cuando me dicen las enfermeras que ya estaban morados de sus dedos que necesitaba hospitalización urgente, de Tequis a Jalapa son como 15 minutos, llegaron ahí para llevarla a una clínica y no aguantó, ahí murió la señora sin saber que tenía Covid-19, sin saber que estaba enferma, sus familiares menos sabían”. (Nota de NoticiasheyOaxaca)

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.