• Más de 50 años después de sus cuestionamientos sobre los roles de género y los derechos humanos, Mafalda sigue vigente, afirmó Mireya del Pino Pacheco
• Continúa en el MuCo la exposición Mafalda: miradas a “lo femenino”
Mafalda y sus amigos –quienes integran la historieta de Quino– muestran estereotipos que nos han acompañado como el rol tradicional femenino de ser mamá, limpiar, cocinar, cuidar a la familia y la casa con una imagen normalizada y estática donde no imaginamos otro tipo de papel para ellas, consideró la directora de Estudios y Políticas Públicas del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Mireya del Pino Pacheco.

La también curadora de la exposición temporal Mafalda: Miradas a “lo femenino” -que se presenta en el Museo de las Constituciones (MuCo) de la UNAM, a partir del mes en curso y hasta el 18 de diciembre de 2022- aseguró que aun cuando parezca risible al leerlo en los dibujos de Joaquín Salvador Lavado Tejón (Quino), la realidad mexicana sigue cercana a esos roles estereotipados.

La situación de nuestro país es que dos terceras partes del tiempo de las mujeres lo dedican al trabajo no remunerado en los hogares, y solamente 31 por ciento de la actividad en el mercado laboral; mientras que la carga se invierte en los hombres, quienes utilizan 69 por ciento de su tiempo en tareas del mercado laboral fuera de casa, enfatizó.

Además, la labor de ellas en el hogar no es remunerada y tampoco se reconoce; algunos grupos feministas han presionado a las instituciones para realizar un cálculo, el cual estima que el trabajo que desempeñan en casa aporta de 22 a 27 por ciento del producto interno bruto, comentó.

Del Pino Pacheco recordó que la Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 reveló que seis de cada 10 mujeres mayores de 18 años estaban de acuerdo en que lo más importante para una mujer es ser madre. El 43 por ciento también coincidió en que el hombre sea el principal proveedor de la casa; 22.5 por ciento estimó que el trabajo doméstico y el no remunerado deben hacerlo solo ellas, aunque esto signifique la desvalorización y el no reconocimiento.

Por ello, la funcionaria de Conapred sugirió durante su charla Mafalda: Miradas a “lo femenino”, continuar con la reflexión para desmontar los estereotipos de género arraigados en la sociedad mexicana.

En un ejemplo de la tira, Susanita refuerza el estereotipo de la mujer imposible de transformar; está preparada siempre para casarse y tener un marido proveedor.

A su vez, Felipito ayuda a su mamá a secar los platos y se siente culpable porque será objeto de escarnio por parte de sus amigos, mientras Manolito asegura que los hombres jamás se deben dejar el pelo largo, expuso la experta.

Imposible transformar

A 58 años de la publicación de Mafalda en 1964, la voz espontánea y crítica de la niña de pelo alborotado ha traspasado de siglo y hoy sus cuestionamientos siguen vigentes respecto a los roles de género entre mujeres y hombres, como se muestra en las viñetas de la creación de Quino expuestas en el MuCo.

La muestra está dividida en tres partes, ilustradas con la tira cómica, que abordan: una mirada a la mujer en el hogar, una mirada a los estereotipos de género, así como una mirada a lo masculino, explicó la subdirectora del recinto, Rosalba Mejía Albarrán, quien moderó la charla que formó parte de las actividades de la exposición inaugurada el pasado 19 de agosto.

Museo de las Constituciones

Mejía Albarrán recordó que el Museo es un espacio universitario localizado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en la antigua iglesia del Colegio Máximo de San Pedro y San Pablo, ubicado en la esquina de las calles Del Carmen y San Ildefonso.

Ese recinto fue el primer colegio jesuita fundado en la Nueva España en 1603, y después de la Independencia se constituyó en la primera sede parlamentaria de nuestra historia, pues ahí se promulgó la Constitución de 1824 y sesionó el Congreso hasta 1828.
En 1929 el inmueble fue incorporado al patrimonio de la UNAM y en 2011 se inauguró el Museo de las Constituciones, mediante el cual, entre otras actividades, se divulga la historia constitucional de México, los derechos incluidos en la Carta Magna y su importancia, se fomenta el ejercicio de una cultura ciudadana y de la legalidad a través de sus cuatro salas temáticas, que se pueden visitar de miércoles a domingo, de 10:00 a 17:00 horas.

Recuperado de: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2022_692.html

El 17 de agosto de 2020 el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, de la Secretaría de Bienestar del Gobierno de México, emitió un comunicado oficial en el cual explicó que en nuestro país se instituyó inicialmente el 28 de agosto como Día del Anciano, título que fue cambiado posteriormente a Día Nacional del Adulto Mayor. Actualmente, con la intención de emplear un lenguaje incluyente que considere también a las mujeres mayores, quienes forman la mayoría de este grupo poblacional, se decidió denominarlo “Día Nacional de las Personas Mayores”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.