• La Coordinación de la Investigación Científica de la UNAM reconoció a 22 investigadores y 16 técnicos académicos como titulares C
  • Es la primera vez que se otorga ese nivel a los técnicos académicos, dijo María Soledad Funes Argüello
    Un grupo de 38 científicas y científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México alcanzaron, al cierre de este año, el nivel más alto que esta casa de estudios otorga a quienes realizan investigación: la categoría titular C.

Se trata de 22 investigadoras e investigadores de 14 institutos y centros adscritos al Subsistema de la Investigación Científica, así como de 16 técnicas y técnicos académicos de nueve institutos.

“Es la primera vez que se otorga la categoría C a los técnicos académicos, quienes también realizan una labor muy destacada en el Subsistema”, declaró en su primer evento como titular de la Coordinación de la Investigación Científica, María Soledad Funes Argüello.

Entrevistada al término de la ceremonia, realizada en la sala del Consejo Técnico de la CIC, la funcionaria explicó que la posición de Investigador Titular C distingue labores de investigación, una de las tres tareas sustantivas de nuestra casa de estudios junto con la docencia y la difusión de la cultura; “reconoce trayectorias sobresalientes y sostenidas”.

Este año, el Consejo Técnico decidió incorporar a los técnicos académicos. Es una forma de agradecerles por la labor que desarrollan en la Universidad, manifestó.

Para investigadores y técnicos académicos esta distinción es interesante, porque identifica a personal de diversos perfiles, disciplinas científicas y edades, con trayectorias consolidadas en distintas áreas del conocimiento.

Funes Argüello comentó que, en su nueva labor, buscará fortalecer al Subsistema de la Investigación Científica, una estructura robusta a la que pertenecen 26 institutos, seis centros, seis programas y una dirección general.

Es donde se realiza la mayor cantidad de investigación científica del país y mi reto es mantenerlo así, funcionar como un apoyo para todas las entidades académicas, identificar puntos de interacción entre otros subsistemas, escuelas, facultades y el sistema de bachillerato, e incluir a los investigadores y técnicos académicos en labores docentes, adelantó.

Académicos reconocidos

Del Instituto de Biología, Roberto Garibay Orijel y Katherine Renton; Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático, María del Carmen Leticia Calderón Ezquerro; Instituto de Ciencias Físicas, Luis Benet Fernández; Instituto de Ecología, Karina Boege Paré; Instituto de Energías Renovables, Jorge Marcial Islas Samperio.

También del Instituto de Geofísica, Arturo Iglesias Mendoza; Instituto de Geografía, Julie Anne Routhier Boudreau; Instituto de Geología, Francisco Martín Romero, Jesús Solé Viñas y Blanca Lucía Prado Pano; Instituto de Investigaciones Biomédicas, Rosa Laura Camarena Mejía y María Gloria Soldevila Melgarejo; Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y Sistemas, Luis Alberto Pineda Cortés; y del Instituto de Neurobiología, Rogelio Arellano Ostoa y Thalía Fernández Harmony.

Además, fueron ascendidos: Enrique García Hernández, Ricardo Reyes Chilpa e Iván Castillo Pérez, del Instituto de Química; Víctor Manuel González Zúñiga, del Centro de Ciencias Genómicas; y Gerardo de Jesús Aguirre Díaz y Yohan Alexander Correa Metrio, del Centro de Geociencias.

En tanto, los 16 técnicos académicos son: Alejandro Farah Simón, Joel Herrera Vázquez y Fernando Álvarez Uribe, del Instituto de Astronomía; Zoila Vanessa Hernández Rodríguez y José Raunel Tinoco Valencia, Instituto de Biotecnología; Miguel Ángel Bañuelos Saucedo, Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología; y Maura Casales Díaz, del Instituto de Ciencias Físicas.

Del Instituto de Energías Renovables, Carlos Alberto Pérez Rábago; Instituto de Ciencias Nucleares, José Guadalupe de la Rosa Canales y María Magdalena Sierra Flores; Instituto de Ciencias Físicas, Jesús Manuel Álvarez López; Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad, Aída Atenea Bullen Aguiar, Juan Manuel Lobato García y René David Martínez Bravo; y del Instituto de Química, Diego Martínez Otero y Maricruz López López.

Artículo recuperado de: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2023_953.html

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *