• Guadalupe Valencia García inauguró el XXXIII Congreso Latinoamericano de Sociología ALAS México 2022
• Jaime Ríos Burga dijo que la modernidad-colonialidad entró en una crisis histórica profunda
• Angélica Cuéllar Vázquez destacó que el Congreso propondrá políticas públicas que satisfagan las necesidades básicas de las personas
En la UNAM la investigación original y la libertad de cátedra nos permiten estudiar, desde los más diversos enfoques y perspectivas, temas y fenómenos sociales y buscar soluciones y alternativas a los grandes problemas de nuestra región y del mundo, afirmó la coordinadora de Humanidades de la UNAM, Guadalupe Valencia García.

Al inaugurar en representación del rector Enrique Graue Wiechers el XXXIII Congreso Latinoamericano de Sociología ALAS México 2022, organizado por la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS) en formato híbrido en cuatro entidades de la República mexicana, dijo que esos trabajos buscan tener impacto social, participar en el diseño de políticas públicas y fomentar la crítica.

Ante Jaime Ríos Burga, presidente de ALAS; y Angélica Cuéllar Vázquez, vicepresidenta de este organismo y presidenta del Congreso; Valencia García aseguró:

En nuestra Universidad, como en muchas otras del mundo, la Sociología y las Ciencias Sociales refrendan la vocación social de la investigación, la enseñanza y la difusión del conocimiento. “En muchas de nuestras licenciaturas y posgrados formamos profesionistas comprometidos con la equidad, la justicia, la democracia y la paz”.

La coordinadora de Humanidades dio la bienvenida a los participantes de la región al encuentro, cuyo título es “La (re)construcción de lo social en tiempos de pandemias y pospandemias. Aportes críticos desde las ciencias sociales latinoamericanas y caribeñas”.

En la sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, la funcionaria destacó que las Ciencias Sociales contribuyen a la mejor comprensión de los acelerados cambios y de las múltiples caras de una crisis que parece alargarse.

“El cambio climático, las zoonosis y las pandemias, la pérdida de la biodiversidad, la deforestación y la defaunación que acompañan a la llamada sexta extinción masiva cobran sentido cuando se analiza el modelo de desarrollo que las ha prohijado y las consecuencias funestas que tendrán en nuestras vidas de no cambiar el curso del mismo”.

Consideró que los grandes avances en la investigación básica y de frontera en Astronomía, Genómica, Biología, Física y Matemáticas, entre otras disciplinas, deben ser valorados socialmente porque contribuyen, a veces de maneras insospechadas, a la creación y puesta en marcha de tecnologías para el mejoramiento de la vida y el mayor bienestar social.

En su oportunidad, Ríos Burga destacó: “vivimos un proceso histórico de transición civilizatoria, en el cual la modernidad-colonialidad ha entrado en una crisis histórica profunda, no solamente de la sociabilidad sino también de la soledad, una transición que está cambiando la manera de pensar y provocando la desestructuración de la relación humanos-humanos y humanos-tecnología”.

De ahí que ALAS, con su pensamiento crítico siempre creador, busque contribuir y aportar soluciones a los profundos problemas existentes en el mundo, en América Latina y el Caribe, acotó.

“Los desafíos de hoy ya no son, desde la racionalidad moderna, un pensamiento único, pues pasan de la simplicidad a la complejidad y ofrecen una perspectiva sociohistórica del cambio que estamos viviendo”, enfatizó.

Ríos Burga recordó el desafío que planteó Pablo González Casanova, dos veces presidente de ALAS: “somos diversidad en la unidad, y en este cambio histórico nos corresponde contribuir a construir ese nuevo encuentro dialógico, global y transcultural de la vida no solamente humana, sino de la Tierra”.

Al hacer uso de la palabra Cuéllar Vázquez comentó que con 30 grupos de trabajo activos y vitales este Congreso tiene el objetivo de analizar la realidad y proponer políticas públicas que busquen satisfacer las necesidades básicas de los habitantes, plantear soluciones justas e incluyentes.

“ALAS México refrenda el compromiso con el conocimiento científico que necesariamente es crítico de la realidad social, un conocimiento que es el ariete de cambios sustantivos”, aseveró.
Informó que el Congreso -que se realiza en Ciudad de México, Guadalajara, San Luis Potosí y Mérida-, es el primero híbrido debido a las condiciones que impuso la pandemia, y cuenta con una gran participación de estudiantes de licenciatura y de posgrado.

Artículo recuperado originalmente de: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2022_653.html

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.