Los futuros biólogos también deben aprender Psicología, Economía, Antropología o Derecho, entre otras, externó José Sarukhán Kermez

  • Tener idea de las políticas ambientales permitirá cambios a través de la acción del Estado, consideró Julia Carabias Lillo
    Los estudiantes de Biología, además de aprender sobre medio ambiente, sustentabilidad o entornos ecológicos, deben estar atentos a las políticas en la materia, administración de recursos naturales e instrumentos de la legislación mexicana para su protección, coincidieron José Sarukhán Kermez y Julia Carabias Lillo.

El exrector de la UNAM, Sarukhán Kermez, precisó que los futuros biólogos enfrentan el reto de aprender una gama de conocimientos como psicología, economía o políticas -para los cuales no se les ha entrenado- y acercarse a las comunidades con humildad.

Al participar en el XL Simposio de Recursos Naturales “La experiencia en el campo del biólogo”, el ecólogo enfatizó: para entender los recursos naturales y el manejo de animales, plantas y otros organismos, primero hay que conocer aquellos que viven en esas regiones.

En este contexto, sugirió el establecimiento de programas interdisciplinarios de formación en diversas áreas, a fin de que tengan relación con antropólogos, abogados, economistas, sociólogos, veterinarios, a fin de que juntos trabajen en resolver los retos.

“No hay forma de hacer ecología solo con ecólogos. Hay que hacerlo con una gama de disciplinas que se relacionan con ella, además de cómo traducir este conocimiento a la gente que está metida en estos problemas, pero también para los demás habitantes del planeta que deben entender qué hay detrás de esto”, comentó el autor de Las Musas de Darwin.

A fin de entender el trabajo científico, añadió, hay que estar atentos a la difusión del conocimiento, toda vez que en la crisis climática el problema es el comportamiento humano.

Para Carabias Lillo, académica de la Facultad de Ciencias, los estudiantes también requieren entender los procesos causales de las grandes problemáticas ambientales actuales y sus impactos sociales y económicos, ya que generan profundo deterioro y afectan las condiciones de vida de las comunidades en general.

En la mesa “Las perspectivas del biólogo ante los desafíos de la sustentabilidad del desarrollo”, se pronunció a favor de que aprendan a realizar minería de datos; por ejemplo el INEGI es una fuente fundamental de información y adentrarse en las estadísticas sobre los recursos naturales, o temas como la agricultura, ganadería, etcétera, es necesario para su trabajo.

Debemos tener una idea de las políticas ambientales, cómo se logra el entendimiento para hacer los cambios a través de la acción del Estado mediante políticas, instrumentos y leyes, entender a fondo qué son las áreas naturales protegidas, las Unidades de Manejo de Vida Silvestre, bonos de carbono, por ejemplo, comentó la doctora honoris causa por la UNAM.

De acuerdo con la experta, es fundamental mantener sus valores de respeto a la naturaleza, a los derechos humanos y a la cultura; si llegan a las comunidades campesinas y les dicen: “vamos a transformar el mundo”, les causa daño por la expectativa generada.

Artículo recuperado de: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2023_946.html

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *