La mañana del 5 de mayo de 1862 comenzó en Puebla una batalla en la que el ejército mexicano (unos 2.000 soldados y unos 2.700 civiles armados) se enfrentó a las fuerzas armadas francesas, unas de las más experimentadas del planeta en ese momento histórico, pero con estrategias no adaptadas al terreno. El Ejército galo había avanzado en los últimos cuatro meses desde las costas de Veracruz con la intención de invadir México, tras el incumplimiento del pago de 80 millones de dólares en deuda. La batalla de Puebla duró todo el día y los mexicanos resultaron vencedores, por primera vez desde que los franceses habían entrado al territorio.

«Las armas nacionales se han cubierto de gloria. Las tropas francesas se portaron con valor en el combate y su jefe con soberbia, necedad y torpeza», escribió el hombre al frente de las tropas mexicanas: el general Ignacio Zaragoza. Ver menos

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.